Skip navigation

Habló Tito. Y disparó contra Cartes. En un acto electoral llevado a cabo en la ciudad de Encarnación, el senador liberal Miguel Abdón Saguier acusó a Horacio Cartes de haber estafado al Estado paraguayo por más de 40 millones de dólares.

“En los años 1986 y 1987 estuve preso en Tacumbú. Y ahí tuve ocasión de tratar con presos de distintas responsabilidades criminales. Homicidas, estafadores, etc. Ahí conocí a los famosos evasores de divisas, conocidos porque en el año 1985 compraban al BCP divisas preferenciales, es decir, dólares americanos, a 240 guaraníes cada dólar. ¿Para qué otorgaba el Estado estas divisas especiales? Para la compra de insumos e implementos agrícolas, para el estímulo de dicho sector”

“Vinculada a esas operaciones estaba la casa de cambios –Humaitá-, cuyo socio principal era el Horacio Cartes. Lo procesaron ha mba’e ha’e ojapo. Se fugó de la justicia y se fue a Punta Porá. Estuvo prófugo por más de 4 años, volvió y luego la justicia lo puso en libertad”, manifestó Saguier, recordando que en una entrevista, Cartes había declarado que tuvo que refugiarse porque existían poderosos personajes que lo perseguían. Irónicamente, Saguier resaltó que “el socio de Cartes era el hijo del General Brítez Borges, brazo importante de la dictadura que reprimía a los demócratas”.

Saguier comentó que los evasores compraban la divisa norteamericana a precio preferencial y en lugar de adquirir los implementos agrícolas, salían a las calles y vendían las divisas a 400 guaraníes cada dólar, “demostrando así su desprecio al crecimiento del campesinado y estafando al Estado en cerca de 40 millones de dólares”, fustigó el senador liberal.

Envalentonado, Tito también recordó su pasado democrático: “Varios opositores a la dictadura fuimos procesados por la ley nº 209 que consagraba el delito ideológico. Nos llevaban a la cárcel por pensar en los derechos democráticos y no por perjudicar al campesino vendiendo divisas preferenciales”.

Sin embargo, los ataques de Saguier se limitaron al empresario y no al Partido Colorado como él mismo se encargó de aclarar.

“Estoy seguro que Horacio Cartes no hubiera sido candidato a presidente en la época brillante del civismo colorado de Blas Garay, de Juan León Mallorquín, de Ignacio A. Pane, o de Ricardo Brugada. Jamás, porque los colorados lo que en ese momento defendían era la austeridad republicana, la transparencia y la honestidad”, dijo Saguier.

Contribuye tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: